Adaptar, ampliar, extinguir

De ingenio2010
Saltar a: navegación, buscar

Adaptar, ampliar, extinguir es una traducción del ingles "Embrace, extend and extinguish" que consiste en la política adaptada por las empresas de adaptar estándares en sus productos, para introducir variaciones no estándar en sus productos que permiten exterminar los beneficios que el estándar aporta al cliente.

Muchas empresas no encuentran rentables los estándares porque le impide retener al cliente con tecnología propia que dificulte la independencia de sus clientes.

Esto es un problema para el cliente porque al acomodarse la empresa proveedora con sus soluciones propietarias suele deteriorar y encarecer el mantenimiento sobre el producto.

Como cae un cliente en la trampa

Muchas veces el cliente ni se plantea los estándares: compra SAP esperando que al ser una solución cerrada no se le pueda considerar responsable del probable fracaso a la hora de integrar sistemas, muchos responsables públicos ya han pagado ese mito de los 90 y todavía hay clientes que se empeñan en intentar integrar sistemas cerrados SAP con sistemas abiertos, acabando con la Propagacion de lo propietario.

Sin embargo incluso cuando se usan estandares se corren riesgos. Muchos proyectos empiezan basándose en estándares (XML, Java EE, HTML,...) sin embargo las empresas de consultoría pueden desarrollar productos que no se adaptan totalmente al estándar, con el tiempo estos productos suelen estancarse y la empresa consultora original no la actualiza o la actualiza con elevados costes para el cliente, que se ve obligado a aceptar las imposiciones económicas de la empresa proveedora o quedar vinculado a un sistema obsoleto que no se actualiza.

Ejemplo

El caso de Accenture con NACAR (BBVA) se comenta en el mundillo informático como ejemplo de proyecto que empieza en una tecnología estándar (J2EE) y poco a poco el cliente acaba siendo dependiente de la empresa proveedora.

Cualquier cliente de SAP, HP, Microsoft, IBM u Oracle sufre está desvinculación de los estándares al adquirir licencias de sus productos. En teoría sus herramientas respetan muchos estándares, pero los "extienden" y fuerzan a los programadores a depender de sus librerías propietarias.